martes, 21 de octubre de 2008

Hacer el amor, un antìdoto contra el estrès


Cuando el trabajo, los niños, la casa, la falta de sueño y mil cosas más se van apoderando de tus energías y no hay más ganas que dormir, ¡Cuidado! es hora de reaccionar, pues privar a tu pareja y a ti mismo del sexo no hará sino aumentar tu malestar y el suyo.

De la misma forma en que se pueden organizar las labores diarias, se puede encontrar un tiempo para disfrutar de un rato placentero bajo el dominio de amor. Después de un día agotador seguramente no estarás muy receptivo para hacer el amor.

¡Es una pena! Una sesión de caricias, mimos y un buen orgasmo son realmente eficaces para relajarte y olvidarte de cualquier preocupación. El sexo es una de las mejores terapias contra el estrés, incluso te hará dormir mejor. Aunque no consumes el acto, un rato a solas con tu pareja te ayudará a cargarte de energía y te predispondrá a hacer el amor, aunque sea al día siguiente.

Lo primero es relajación total, por mucho que tengas que hacer, no te olvides de dedicarte unos minutos exclusivamente para tí. Una vez a la semana llena la bañera, echa aceites relajantes, cierra con llave, olvídate del mundo y relájate; si no tienes quien lo haga, tú mismo puedes regalarte unas cuantas caricias... Un paréntesis puede ayudarte a despertar tu apetito sexual.

No te olvides tampoco de mimar tu cuerpo. Come bien y procura hacer algo de ejercicio, aunque sea caminar. Intenta estar siempre fresco y con la piel hidratada: si estás a gusto con tu cuerpo estarás más receptivo a la hora de hacer el amor, sobre todo frente a un encuentro inesperado.

Busca momentos y lugares, no se trata de convertir el sexo en una tarea más de tu agenda semanal, el componente de espontaneidad es esencial. Pero tampoco está de más que "fuerces un poquito" las cosas: busca todos los momentos libres que tengas durante la semana y procura dedicar una buena parte al sexo y a tu pareja. En lugar de irte de compras, sorpréndele con una tarde de siesta y sexo.

Tampoco te vendría nada mal cambiar el escenario o estar dispuestos a probar nuevas cosas para no desperdiciar ocasiones. Aunque lo más cómodo sea una cama, hacerlo de vez en cuando en el coche también tiene su encanto. ¿Has probado en el ascensor, en el garaje o en un parque por la noche? No necesitas mucho tiempo, ninguna planificación y seguramente todos se preguntarán por qué llegas al trabajo tan sonriente.

¿Por qué no quedarse a comer en casa durante la semana? finalmente se olvida la comida y se disfruta de hacer el amor. Luego puedes tomarte un tiempito en el trabajo, seguro que te sabrá a gloria. ¿E ir a tomar algo después del trabajo? Llegarás a casa mucho más distendidos y con ganas de jugar.

Sin duda, el fin de semana es tu gran aliado. Por muy sucia que esté la casa deja la limpieza general para otro momento y pásate la mañana del sábado en la cama disfrutando.

Si tienes niños, y aunque estés ansiosa de que termine la semana para disfrutar de ellos, no te olvides de tu vida en pareja. No pasa nada porque llames una noche a una canguro o los lleves unas horas con los abuelos.

4 comentarios:

Diliviru dijo...

Ea! Que buenos tips Yuya!! Sabes me han servido mucho, ya tome nota, jiji. Como te decia en mi anterior comentario se nos olvida muchas veces el ser mujer y descuidamos a nuestra pareja por mil y un motivos. Gracias!!!

Salva dijo...

mmmm, a Torino in un negozio specializzato di cioccolata artigianale, vendevano un bagno-schiuma a gusto e odore di cioccolata...... non voglio neanche immaginare la sensazione per un uomo dopo che la donna si fa´ un bagno con questa :))))))))

Sofifaruk dijo...

Verdad!
El mejor contra el estrés es hacer el amor, hace bien las muchas cosas, también perdieron calorías!:)
También me gusto mucho de su post en la rutina. Usted sabe que en una relación durante algún tiempo lo que más me asusta es la rutina, yo vivo muy mal con ella. Hay gente más habituales que otros, algunos necesitan tener su propia rutina, io no, me hace sentir mucha confusión y cuando estoy en rutina, o alguno tiempo más en la rutina, parece que voy a explodir. Es verdad!
Besos
Sofia

Yuya dijo...

Hola por aquì.
Gracias de vuestro contributo.

Abrazos:)